Header_Ads

javascript carousel by WOWSlider.com v8.8

Última hora

recent

El discurso del ``desarrollo humano´´de la empresa hidroeléctrica en San Mateo Ixtatán

Texto y fotografías: Francisco Simón Francisco
La problemática social que atraviesan las naciones Chuj y Q’anjob’al en el territorio norte de Ixquisis, municipio de San Mateo Ixtatán, Huehuetenango, es una crisis social profundizada tras la llegada de la empresa Energía y Renovación con el falso discurso de desarrollo humano.
Bajo esta lógica de desarrollo la empresa tuvo contacto directo con las autoridades municipales, regionales y comunitarias del municipio para negociar la imposición de los proyectos hidroeléctricos en el territorio Chuj. No cabe duda que existieron perfiles de intereses económicos sin el consentimiento de la población. Se crearon estrategias para manipular la conciencia de las autoridades, de líderes comunitarios y vecinos para aliarse a los fines de sus intereses. La forma en la que se dio este proceso de negociación  generó una polarización y fragmentación a nivel local y comunitario  en Ixquisis, en este lugar es en donde se instaló la empresa y pretende finalizar con la construcción de tres hidroeléctricas.
La empresa Energía y Renovación, S.A., comenzó una campaña de promoción de “desarrollo” hacia las comunidades, para hacerlo utilizó un discurso de criminalización, persecución, difamación en contra de las personas que se oponen de manera pacífica a estos proyectos hidroeléctricos, y como consecuencia vino la división social y local en cada una de las comunidades, así como  la pérdida de vidas humanas.

La región tras enfrentarse en una primera situación complicada durante la guerra, con la presencia de la guerrilla y el ejército, fue afectada por la fuerte represión estatal, después de la firma de la paz, comienza una  segunda fase en la era del sistema global marcado por una violencia psicológica y simbólica tras el uso de la coacción, y la coerción  empresarial,  con el continuum uso de la fuerza pública del Estado, la Policía Nacional Civil y el ejército operando en el espacio territorial de la empresa, para su seguridad y protección.
La empresa tras instalarse en la región ha generado un debate social y ambiental señalando a los comunitarios que resisten de manera negativa a sus intereses como los responsables del desempleo, generadores de la crisis económica y social en la región, repitiendo el discurso de odio, señalando a los comunitarios como “violentos radicales, narcotraficantes, guerrilleros, anti desarrollo y bochincheros”.
Este discurso tan excluyente que maneja la empresa para instalar sus proyectos  desde distintas aristas, refleja el interés de un desarrollo económico, además es un discurso preocupante  a nivel demográfico y cultural, basado en  la ideología de la superioridad neoliberal de mercado, explotación e imposición en cuestión de nociones  tradicionales de Estado, democracia y territorio.
El incremento de la violencia y la división social se ha dado debido a los intereses del Estado y la empresa por implementar tres generadoras de hidroeléctricas en la región de Ixquisis. Y es allí donde los comunitarios se van articulando y consolidando en su lucha por la defensa de la vida, del río y del territorio.
Se puede afirmar que los comunitarios manifiestos son etnizados y conscientes de su ser indígena, defienden su contexto de manera colectiva y saben que la vida depende de la naturaleza. Ante la lucha de los comunitarios, la empresa usando a los medios de comunicación corporativos y a algunos periodistas afines a sus proyectos, afirma con expresiones  y declaraciones intencionadas, que producen humillación y refuerzan un sistema de desigualdad y dominación.
Ante esta lógica y política de proyectos que maneja la empresa Energía y Renovación, S.A. (Proyectos De Desarrollo Hídricos PDH, SA) se puede decir que en teoría el mal llamado “desarrollo” que promueven empresas afines a la hidroeléctrica y el mismo sector empresarios del CACIF, es el escudo para presentar un modelo económico oculto que solo beneficia la extracción de los bienes naturales.

En el discurso eurocéntrico, existen al menos 5 tendencias que son consideradas por Immanuel Wallerstein en su documento, los avatares de las ciencias sociales, que expresan que el modelo de vida, que la forma de cada sociedad debe tener un recorrido, que quemando etapas, finalmente haga o provoque que el mencionado desarrollo llegue a concretarse o que las sociedades subdesarrolladas aspiren al modelo de desarrollo surgido en Europa con el capitalismo, siendo estos la revolución industrial y la revolución política en Francia.
Estas fases o características son comunes en lo que Quijano define como Eurocentrismo. Europa como modelo a seguir, la historia se remite a lo que pasó en Europa, la idea de civilización frente a la barbarie de las tribus incivilizadas, la idea de progreso, como factor determinante de los cambios sociales, hacia el modelo capitalista surgido en Europa, y el orientalismo, que considera como mítica toda expresión cultural, religiosa o ideológica de las sociedades colonizadas.
En nombre del desarrollo en la actualidad, varios proyectos extractivistas se están implementando, aun en contra de la voluntad de las comunidades y pueblos que se han dado cuenta que ese discurso de desarrollo esconde otros intereses estratégicos. Si una comunidad u organizaciones sociales, campesinas, indígenas, se oponen, empiezan a tacharlos como enemigos del desarrollo.
En San Marcos la mina Marlín acaba de cerrar sus operaciones, con esta se inician las consultas comunitarias de buena fe y municipales, en las cuales más del 95% de las poblaciones de las 80 consultas realizadas han sido de un no rotundo contra las iniciativas de construir hidroeléctricas y mineras, entre otros proyectos. La experiencia de la Mina Marlín, en San Miguel Ixtahuacán y Sipacapa, dan cuenta de esa explicación realista y crítica, que evidencia que el extractivismo no genera desarrollo, sino solo contamina, destruye el ambiente, usa los recursos y explota a sus trabajadores
Las comunidades también son actores clave, pero han sido divididas. A pesar de ello, los resultados de las consultas comunitarias son favorables, ya que movilizan a una multitud de comunitarios con una causa y objetivo común. Además, varias consultas comunitarias han detenido la implementación de proyectos como la hidroeléctrica en la comunidad San Buenaventura, Chuarrancho, Guatemala, o como el proyecto de la hidroeléctrica Xalalá, en Ixcán, Quiché. Son más de 20 los casos de experiencias y contextos donde se han realizado consultas.

Lo más paradójico de la noción del desarrollo, es que se quiere realizar a costa de los intereses de los pueblos indígenas, xinka, garífuna y mestizo, que no toman en cuenta sus mecanismos de consulta y que rechazan la postura auténtica de las comunidades como actores clave. Para hablar de desarrollo, el Estado debe sujetarse a la petición social y no empresarial, lo que significa: medir la dimensión del proyecto acorde a la cantidad de población y acorde a las necesidades sociales, que responde realmente al desarrollo humano.
Para cerrar este texto ¿por qué el desarrollo que promueven ONGS y empresas es contrario al desarrollo que marcan los pueblos en San Mateo? Es debido a que no puede existir ningún diálogo coherente y transparente en este momento hasta que no sean atendidas las demandas de las comunidades, como justicia por las violaciones de derechos humanos, los asesinatos, secuestros e intentos de asesinato, entre otros. Es necesaria la cancelación de las licencias de explotación y el cierre de las empresas extractivas.


No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.